domingo, 2 de febrero de 2020

Empleabilidad senior

Hola a todos,

Habiendo entrado en la cuarentena hace relativamente poco (y no, no hablo afortunadamente de estar infectado por el coronavirus, hablo de la edad), hay un tema que me ha empezado a rondar la cabeza, y sobre el que hasta ahora, por edad, no me había preocupado lo más mínimo. Pero el tiempo pasa, las personas evolucionamos y maduramos, y lo que a los 30 nos parece una nimiedad, a los 40 se plantea como, al menos, una pequeña preocupación. Y me estoy refiriendo a la empleabilidad más allá de los 40.

Esta reflexión que hago, ha venido desde varios caminos. Uno ha situado vivir una situación de ERE con despidos y prejubilaciones que han afectado a muchas personas dentro la organización. Otro ha sido conversaciones con compañeros de trabajo mayores que yo en las que han expresado sus inquietudes, dudas y miedos. Otro ha venido a través de LinkedIn, dónde he podido leer historias, tanto malas (personas con más de 50 años que llevan desempleadas más de 3 años y que estaban sufriendo, no sólo económicamente, sino sobretodo emocionalmente) como buenas (otras personas que daban gracias a empresas y empleadores por haber confiado en ellas, independientemente de su edad). Otro ha sido un caso cercano de un amigo que se encuentra en esta situación complicada de edad y desempleo. Todos estos "inputs" han confluido en mí, y me han hecho reflexionar sobre mi situación persona. Empatizo con todas estas historias ya que, antes o después, llegaré a estar en esa situación.

En muchos casos, la situación es complicada. Una hipoteca, unos hijos, unos gastos a los que sí o sí tienes que hacer frente. Eso añade una presión añadida y creo que impacta tanto emocionalmente, que puede llegar a afectar a la persona que sufre esta situación (y lo peor creo que es la sensación de no valer para nada), como a su entorno más cercano.

Sin embargo, y soy una persona optimista, creo que esa situación a futuro no va a ser grave (ahora explico el porqué). Parto de la base de que esto es una reflexión personal "amateur", que no soy ningún experto en la materia y que puede que esté totalmente equivocado.

¿En qué me baso para pensar que esto a futuro no va a ser un problema grave? En la pirámide poblacional de España. Como podéis observar en el gráfico de la derecha, la situación actual (datos 2018) es que la mayoría de la población por tramos de 20 años, estamos entre los 35 y los 55 años, y que en 15 años, entre los 50 y los 65. Esto me lleva a pensar que todo este grupo de personas, que físicamente y mentalmente estamos y estaremos en condiciones óptimas, tendremos muchas oportunidades, ya que empleando sólo a gente más joven, el sistema no se sostendría (ni consumo, ni cotizaciones ni nada).

Es verdad que, por desgracia, el empleo juvenil en España tiene unos índices demasiado elevados. Pero también es cierto que, desde hace unos años, la tendencia es priorizar la contratación de jóvenes, muchas veces motivado por unos salarios más bajos y escudándose en excusas tan malas como "tienen más energía" o "entienden las nuevas tecnologías" o "son nativos digitales". Ni blanco ni negro creo yo. Cierto es que la juventud aporta una serie de ideas nuevas a las empresas. Pero también que la experiencia es un grado nada desdeñable. 

Para finalizar me gustaría hacer una última reflexión sobre lo que, los que hemos entrado en la cuarentena y más, deberíamos hacer. Y lo primero es la actitud. Sin actitud no se consigue nada. Las ganas, la voluntariedad, la energía, la inquietud por aprender... hay que traerlas de casa. El segundo punto es la formación continua. IoT, 5G, métodos Agile de trabajo, comercio electrónico, blockchain... Existen muchos conceptos, muchos campos que hay que aprender y sobre los que hay miles de páginas, cursos, masters que nos pueden ayudar a conocerlos y a estar al día.

En definitiva, contar en los equipos, a todos los niveles, con personas senior es una necesidad ya que estas personas van a aportar un estado físico que será capaz de aguantar "lo que les echen", un estado mental que les permitirá adaptarse y aprender y que junto con la experiencia (que eso sólo lo dan los años y las vivencias) harán de ellos, de nosotros, unos trabajadores formidables.

Os invito a ver la película "El fundador" sobre como una persona, con 55 años fundó McDonalds y como se adaptó, aprendió, innovó y aplicó su experiencia (y un poco de malas artes) para crear un imperio.

Un saludo,

Javier


No hay comentarios:

Publicar un comentario